| | Linkedin | Google
Precio justo de una página web

Precio justo de una página web

El precio justo de una página web

Es difícil saber el precio justo de una web, no obstante podemos tener algunos puntos a tener en cuenta para acercarnos el máximo posible.

¿Cómo se define el precio de una página web?

No es lo mismo crear una web de una sola página que crear la web corporativa de una gran multinacional en múltiples idiomas. Así que el siguiente criterio a tener en cuenta a la hora de valorar el precio de un proyecto son las dimensiones del proyecto. Esto se puede traducir en mil cosas:

• Número de páginas
• Total de formularios
• Programación backend para hacer que todo funcione (una cosa es el visual, y otra el código que se ejecuta detrás, por ejemplo para sitios web con bases de datos)
• Complejidad del diseño
• Número de vistas en diseño web responsive (no es lo mismo hacer tres saltos que cinco)
• Número de cambios permitidos

Deja bien claro desde el principio a cuántos cambios da pie el precio establecido. Dejar todo esto claro y por escrito es otro de los factores determinantes para evitar malos entendidos una vez fijados los precios.

Beneficios y/o talento aportado

Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de fijar el precio, son los beneficios que obtiene el cliente gracias al talento aportado por el profesional. Aquí es donde tanto uno como el otro se encontrarán que van un poco dando palos de ciego y que han de hacer una estimación que no siempre se corresponderá con la realidad.

Tipos de beneficios:
• Económicos: dan una rentabilidad
• Sociales: dan prestigio
• Personales:mejoran el autoconcepto

Cara al talento aportado, es cosa del cliente averiguar las credenciales del profesional. A partir de aquí, el profesional puede hacer todo lo posible por demostrar unas credenciales, pero igual que el trabajo del profesional es averiguar los beneficios que saca el cliente, es cosa del cliente descubrir las verdaderas credenciales del profesional.

Precios de páginas web

Es imposible dar un precio válido que sirva para todos los gustos y colores. Daremos una estimación de precios para diferentes proyectos.
Importante: es la responsabilidad de cada uno definir sus precios, sea cuánto pagar, sea cuánto cobrar.
Lo ideal es ofrecer tres presupuestos distintos, lo más detallados posibles, en que digas lo que entra y lo que no en cada uno de los presupuestos.
Lo importante es que ambas partes sean lo más transparentes posibles.

Pide siempre presupuesto

Para poder saber exactamente cuánto cuesta una web, debes pedir presupuestos a cuantas más empresas mejor. Como profesional, uno se ha de sentir cómodo con el precio que cobra y como cliente con el precio que paga.

Si quieres comprobar el valor de una buena web, siempre podrás contar con el equipo Dabasystem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *